viernes, 26 de diciembre de 2008

Paloma Noel

Este año me tocó en el sorteo familiar la adorable tarea de encarnar a papá Noel. Y si bien hubiese deseado ponerme un modelito como el de la foto de Felicidades, la realidad es que me tuve que emponchar con el caluriento traje del gordo navideño y rellenarme con almohadones la panza, además de pegarme una barba plástica que me sacó un horrendo sarpullido. Peluquita blanca de Once, y un gorrito rojo bieeeen abrigadito y listo, camuflada mi femineidad!!!
Divino!!!!
Con los 35 grados del miércoles era como estar en un sauna portatil, pero todo sea por las sonrisas de los niños... ponele...
Era un grupito de 7 pibitos, las hijas de Rocio de 6 y 9, El Ruli que ya tiene 3, los hijos de una amiga de Rocio que tienen 8 y 10 y son un terremoto. Theo de 4 y mi Feli que tiene un añito.
Las hijas de Rocio, cada día mas cancheritas, no paraban de bailar las canciones de Casi ángeles, de practicar los hiperquinéticos pasitos de Floguer y de pintarrajearse con unos cosméticos retruchos que les regaló mi vieja, además de competir y pelearse por uno de los mocosos terremotos que les gustaba a ambas. De mas está decir que el pequeño le huía a las teen angels y ponía como escudo a su hermano menor para sacárselas de encima.
Habíamos terminado la cena las 11 y aún quedaba una hora para entretener a estos mini púberes antes de que llegara la esperada Navidad, pero como los tiempos cambiaron, rápidamente ellos perdían el interés por las estrellitas y bengalitas y había que inventarles lo que fuere para que no espiaran los regalos o a mí mutando a Santa.
LLegaron las 12, hice sonar una campanita detrás de la puerta y esbosé el famoso HO HO HO!!. Todos los niños corrieron y los mas grandes me hicieron pasar, Ruli me miraba asustado, Theo curioso y emocionado, la mas chiquita de las nenas dudaba entre creer o no creer, la grande me miraba directo a los ojos tratando de identificarme, y los monstruitos me acosaban levantándome el saco y golpeando mi panza de almohadón al grito de " ¡¡ESTA PANZA NO ES DE CARNE!!¡¡ADEMÁS TIENE TETAS!!VOS SOS UN SANTA RE TRUCHO!" los miré amenazante, puse la voz mas gruesa que pude y les dije: "PRIMERO QUE SOY PAPÁ NOEL PORQUE ESTAMOS EN ARGENTINA ¿OK? Y SEGUNDO SI NO ME DEJAN DE MOLESTAR ME VOY A IR Y ME LLEVO SUS JUEGOS DE PLASTATION 3"
Santo remedio y los maleducaditos se calmaron.
Felipe entró en pánico y me llamaba, pero no a papá Noel, llamaba a su madre. Que pena me daba verlo llorar así y muerta de calor y hastío tenía ganas de mandar todo a la mierda y volver a ponerme con mi vestidito veraniego y alzar a mi hijo, pero Theo y Ruli me miraban con tal emoción que no podía arruinarles la noche. y poco a poco fui repartiendo la infinidad de regalitos que todos les habían comprado. Sin embargo los otros sátrapas luego de recibir sus regalos volvieron a la carga" DALE VOS NO SOS NI SANTA NI PAPÁ NOEL, SOS UNA MAMÁ NOEL RE TRUCHA, ES VERDAD QUE TENES TETAS!¿DONDE DEJASTE EL TRINEO? ADEMÁS ESTE TRAJE ES RE FINITO, NO ES EL VERDADERO" y la hija de Rocio para cautivar a su enamorado se sumó al boicot. :"ADEMAS DONDE ESTÁ LA TÍA PALOMA? MIRA COMO LLORA FELI SANTA... VOS NO SOS EL VERDADERO, A VOS LOS NENES NO TE TIENEN MIEDO"
Y yo me moría de angustia al verlo llorar así y no poder decirle "Acá esta mamá!"
Me hartaron, si no querían un Papa Noel del sub desarrollo, algo travestido y sin trineo, no tendrían ninguno, nunca más. Cansada de la difamación me calenté y me saqué el disfraz ante todos sin tomar conciencia que estaba arruinando la ilusión de navidad. El único que sonrió fue mi hijo que no paraba de reírse a carcajadas El resto me miraba boquiabierto, los adultos con ganas de matarme mi hijo,la nena chiquita había terminado de despejar sus dudas y Theo y Ruli me miraron con una eterna decepción. Entonces quise arreglar lo inarreglable, explicándoles que Santa me había mandado de reemplazo porque el tenía que estar en muchos lados a la vez, pero ya no me creían nada, ya tenían su primer traumita para el diván. A partir de ahora y gracias a mi ira, sabrían que "Papá Noel no existe, porque Papá Noel son los papás"

4 comentarios:

GriSeL! dijo...

Hola Julia,la verdad te felicito me encanto tu libro, creo que ademas de la historia que cuenta, tiene muchas situaciones que nos pasan a la mayoria de las mujeres.
Soy fan del genero chick lit, por eso tambien no puedo dejar de entrar a tu blog para enterarme de los nuevos libros que salen, y obviamente para seguir divirtiendome con los personajes del libro.
Te dejo mi blog: http://spacefromgirls.blogspot.com
si queres visitarme seras muy bienvenida.
Te mando un beso enorme.Felices fiestas!

Juli Laro dijo...

Grisel: Gracias por recomendar el libro. Entre a tu blog y te deje un comentario en el post de chick lit.

saludos chicklitianos

Anónimo dijo...

¡Hola linda!!

¿Tomás conciencia de lo que es ser mamá?? ja, ja, ¡buenísimo!!, me hiciste reír, porque ¡es así!!

Leí el comentario de La Nación y...bueno mujeres de esta generación, piénsenlo bien antes de poner la firma. Siempre hay tiempo para cambiar... pero quedan marcas, ja, ja, ja.

Un beso grandote, Dora.

Felipa! dijo...

jajaja los niños están todos locos!! yo les tengo miedo..

Si algún dia tengo los mios.. te cuento!! :P

Besos!